Abrázame, por favor.


En las Nubes

| | Desde diarioalmomento.com
Abrázame, por favor.
Entretenimiento
Noviembre 29, 2015 21:19 hrs.
Entretenimiento ›
Carlos Ravelo Galindo › diarioalmomento.com

4,501 vistas

Se ha comprobado que todos necesitamos contacto físico para sentirnos bien. Una de las formas más importantes es el abrazo.
Cuando nos tocamos y nos abrazamos, llevamos vida a nuestros sentidos. Reafirmamos la confianza en nuestros propios sentimientos. Cuando algunas veces no encontramos las palabras adecuadas para expresar lo que sentimos. No nos atrevemos a decirlo. O porque los sentimientos nos abruman. O por timidez, el abrazo es la mejor manera.
Es el idioma que además de hacernos sentir bien, se emplea para aliviar el dolor, la depresión y la ansiedad.
Provoca alteraciones fisiológicas positivas en quien toca y en quien es tocado. Acrecienta la voluntad de vivir en los enfermos.
Debes saber que cuatro abrazos al día son necesarios para sobrevivir. Ocho para mantenerse y doce para crecer como personas.
Seis factores brinda el abrazo. Veamos:
PROTECCION.- El sentirnos protegidos es importante para todos. Más para los niños y los adultos mayores quienes dependen del amor de quienes los rodean.
SEGURIDAD.- Todos necesitamos sentirnos seguros. Si no lo conseguimos actuamos de forma ineficiente y nuestras relaciones interpersonales declinan.
CONFIANZA.- La confianza nos puede hacer avanzar cuando el miedo se impone a nuestro deseo de participar con entusiasmo en algún desafío de la vida.
FORTALEZA.- Cuando transferimos nuestra energía con un abrazo, aumentan nuestras propias fuerzas.
SALUD.- El contacto físico y el abrazo imparten una energía vital capaz de sanar o aliviar dolencias menores.
AUTOVALORACION.- Mediante el abrazo podemos transmitir un mensaje de reconocimiento al valor y la excelencia de cada individuo.
El abrazo salvador se refiere a la vida de unas mellizas que al nacer estuvieron en sus respectivas incubadoras. Una de ellas no tenía esperanza de vida.
Entonces a la jefa de enfermeras se le ocurrió y luchó contra las reglas hospitalarias, para que estuvieran juntas. Lo hizo.
Al ponerlas, en una sola incubadora, la bebé que estaba muy bien abrazó a su hermanita. Puso su bracito sobre la espalda de su hermanita.
Así con el calor de su cuerpo reguló la temperatura y el pulso de su gemela. Y logró estabilizar el ritmo cardíaco. Le dio vida con su amor pródigo.
Este ejemplo nos invita a no olvidar lo importante que es abrazar a quienes amamos y cuán bien nos hace a todos abrigarnos el corazón con la calidez de ese ejemplo.
Abraza a tu amigo, abraza a tu ser querido, abraza a tus niños, abraza a tus viejos.
Y si es sin ropa, mejor.
craveloygalindo@gmail.com

Ver nota completa...

Abrázame, por favor.

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.