Alcalde capitalino: de león a ratón


LECTURA POLÍTICA

| | Desde guerrerohabla.com
Alcalde capitalino: de león a ratón
Periodismo
Enero 27, 2016 18:56 hrs.
Periodismo ›
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

3,520 vistas

En algunos casos, el aumento al impuesto predial fue de más del 200 por ciento. Pero esto desde luego, no lo acepta públicamente el edil priísta de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena. Lo que quiere es jalar dinero para su bolsillo, pero sin justificarlo con acciones que lo legitimen como gobernante. Para determinar ese aberrante e insólito aumento, el munícipe priísta se basó “en fotografías aéreas que dan cuenta de la situación actual en que se encuentran los bienes inmuebles en la capital del estado”. Acepta con ello que el municipio es eficaz en el cobro de los impuestos ciudadanos, pero abiertamente incompetente para aplicar el presupuesto en la solución de los problemas más apremiantes de la capital. Y las medidas arbitrarias contra los ciudadanos de Chilpancingo van en aumento.
METAMORFÓSIS DE LEÓN A RATÓN.- Las “revaloraciones catastrales” se hicieron al libre arbitrio de la Dirección de Catastro Municipal. Sin ningún estudio previo. Es decir, por decisión absolutista del edil Marco Leyva. Y el ciudadano común que va a pagar, se lleva tremenda sorpresa. Rumia impotente, su inconformidad. Pero el alcalde adopta la doble personalidad de león y ratón. Se lee así: 1.- Desde 2014, el estado pretendió mediante una reforma que fue avalada desde la Cámara de diputados, quitarle el cobro del impuesto predial a los municipios. El debate fue intenso, pero los ediles cerraron filas. Y como no hay legislación a fondo en relación a los montos que los ayuntamientos cobran, ni los diputados locales le quieren entrar a esta urgente reforma porque muchos de ellos se convertirán en ediles en el futuro o ya lo fueron, entonces cada presidente municipal en funciones determina a su libre albedrío, cuanto cobrará cada año. Aunque se cometan las más condenables arbitrariedades. En detrimento directo de todos los ciudadanos. 2.- El aumento a los impuestos se justificaría con creces, si las autoridades municipales dieran resultados. Pero hasta el momento al edil de la capital no se le aprecia ninguno. Hay baches por todos lados, basura acumulada ante la marcada pasividad de los Servicios Públicos Municipales. Y sobre todo, mucha violencia e inseguridad. Si el edil priísta no está haciendo nada al respecto: ¿Cómo y bajo qué mecanismos de eficacia se atreve a incrementar el impuesto predial? ¿Acaso no percibe que su cinismo lo puede llevar a generarle un desgaste severo e incluso, la posibilidad de que la ciudadanía se organice para expulsarlo de la alcaldía, comenzando por una huelga de impuestos? 3.- No conforme con ello, el edil quiere meter orden…pero a los ciudadanos. No a los problemas. Así, la novedosa gracejada que se sacó de la bolsa –con el apoyo cómplice de los regidores-, es que sancionará con 2 mil pesos a quienes se sorprenda tirando basura en las calles. Y 600 más de multa. Es decir, Leyva Mena quiere sacar dinero de dónde sea. Todo lo anterior, bajo la cantaleta del respeto al Bando de Policía y Buen Gobierno que existe en la Ley, pero no en los hechos. Y es una acción que también se avalaría si los camiones recolectores de basura dieran un servicio eficaz. Pero el alcalde promueve a las camionetas particulares recolectoras, que le proveen de dinero a su vez, al propio ayuntamiento. El negocio de la basura salpica con fuerza al edil tricolor. Desde todos lados. 4.- La conclusión es contundente: el edil no garantiza la seguridad pública ni los servicios básicos a la ciudadanía, pero ya les aumentó el cobro del impuesto predial. También aplicará mano dura contra los infractores que tiren basura en las calles. Se asume y actúa como un león contra los ciudadanos indefensos. Y como un ratón frente al crimen organizado del que según él, ha recibido amenazas. Leyva Mena va en franco declive.
HOJEADAS DE PÁGINAS…Muchos perredistas coinciden en que se durmió. Porque la secretaria general del CEN del PRD, Beatriz Mojica Morga, literalmente se lo comió. Y un día después de aparecer condenando al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, lo hizo también el dirigente estatal del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán. Utilizó el mismo discurso de condena al funcionario federal. Y el cierre de filas a favor del edil de Acapulco. Pero Celestino confirma no estar a la altura política del cargo que detenta. Ese es el punto.

Ver nota completa...

Alcalde capitalino: de león a ratón

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.