Averígüelo Vargas

Averígüelo Vargas


GuerreroHABLA

| Enrique Vargas Orozco | Desde guerrerohabla.com
Averígüelo Vargas

Periodismo

Enero 26, 2016 19:42 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Enrique Vargas Orozco › guerrerohabla.com

1,506 vistas

“Acapulco, la ciudad más violenta”; y todavía se ponen sus moños.—“Ya apareció el peine”, destinará federación 49 millones a capacitar policía en el puerto.

Nuevamente, Acapulco quedó colocado como la ciudad más violenta del país y la cuarta a nivel internacional con el mayor número de homicidios por el porcentaje respecto de su población, lo que es un número totalmente inaceptable, por lo que esa sitación tiene que ser combatida con todo lo que esté al alcande de las autoridades de las tres intancias de gobierno, municipal, estatal y federal, con colaboración y sin celos ni justificaciones para impedirlo.
A pesar de esta situación de escándalo, el alcalde acapulqueño, Evodio Velázquez y su jefa, asesora o promotora, Beatriz Mojica, secretaria general de lo que queda del PRD nacional, pusieron el grito en el cielo y se llamaron violados, atentados, violentados, porque el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, hizo ver que no se podía avanzar en la seguridad en el puerto con un secretario de Seguridad Pública que no aprobó los exámenes de confianza y capacitación, además de que actuó de manera mañosa y hasta ilegal al presentarse como profesionista con un título apócrifo.
No hay que olvidar que Osorio Chong, como secretario de Gobernación, es el principal responsable de los programas y acciones de seguridad en el país, por lo que tiene el compromiso y la obligación de ayudar en que las cosas se hagan bien, para avanzar en ese sector tan importante del buen ambiente para que la ciudadanía recupere la paz y tranquilidad necesarias para realizar sus actividades y buscar la necesaria mejoría en sus condiciones de vida.
Como responsable de esa situación, está obligado a señalar los errores y las malas decisiones de munícipes o gobernadores cuando se equivoquen o no puedan hacer la tarea que les corresponde, por lo que también caería en omisión e irresponsabilidad si evitara hacer los señalamientos que permitan corregir las deficiencias, para que el servicio mejore.
Ahí en Acapulco señaló que tenía que corregirse el hecho de tener un secretario de Seguridad Pública que estaba incapacitado para cumplir con esa tarea que tenía asignada, por lo que recomendó que se hicieran las correciones necesarias. No dio una orden de cesar al funcionario que no cumplía con los requisitos para ocupar ese puesto, pero hizo el señalamiento porque era su obligación.
Sin embargo, Evodio se sintió regañado y hasta obligado a hacer la corrección necesaria, lo que no hubiera sido necesario si él, en cumplimiento de sus obligaciones, hubiera designado a una persona que cumpliera cabalmente con todos los requisitos o en caso de no contar con el personal idóneo, pudo haberlo pedido a las instancias estatales o federales.
Evodio no cumplió con la parte que le correspondía hacer, pero fue a quejarse y a lloriquear con sus promotores del PRD, por lo que pronta y acelerada apareció la jefaza del PRD y también llegó a decir que se estaba violando a Evodio o a la soberanía del ayuntamiento, según los ordenamientos Constitucionales, porque dijo que tiene facultadesd para tomar esas decisiones, pero tiene que hacerlo bien, y cuando se demanda ayuda y apoyo para recuperar la seguridad en el puerto con policías estatales y federales, además del Ejército y la Marina, no pueden andar quejándose frente a los medios de comunicación, de que no lo dejan trabajar, porque ya demostraron que no saben cómo hacerlo o lo que hicieron, lo hicieron mal.
Si tanto les irritan lo dicho por el titular de Segob, que le pidan que se retiere del puerto, que deje que Evodio y a la Bety hagan todo el trabajo de la seguridad pública en el puerto, lo que obviamente no puden cumplir ni en una mínima parte, porque si el puerto puede recibir a miles y miles de visitantes es porque el gobierno federal y el estatal se han hecho cargo de la seguridad y la vigilancia, para que los visitantes lleguen a disfrutar de sus atractivos y a gastar el dinero que mantiene vivo al puerto y permite que le paguen sus sueldos a alcalde, aunque no pueda con la chamba, y a sus asesores y asesoras, que sólo vienen a hacer escándalo y a gritar que el gobierno federal no los deja trabajar, que les viola su soberanía, que les cambia a sus funcionarios, que los nombró Evodio porque eran los mejores, aunque, por lo visto ni siquiera sabía de quien se trataba ni cuáles eran sus antecedentes y méritos para ocupar ese puesto.
En fin que esos gobernantes y directivos perredistas está claro que ni siquiera saben para qué están en esos lugares y cuáles son sus obligaciones ni como cumplirlas con seguridad y apego a la ley.
“YA APARECIÓ EL PEINE”, DESTINARÁ FEDERACIÓN 49 MILLONES A CAPACITAR POLICÍA EN EL PUERTO.—Pero bueno, en este asunto de la policía en Acapulco, no hay que buscarle mucho, porque ya “apareció el peine”, es decir la verdadera motivación y justificación de los reclamos de Evodio, de sus entrenadora Beatriz y de sus colegas del PRD estatal, ya que todo se debe a que hay razones de peso, pero más bien de “pesos”.
La explicación más lógica la dio Arturo Lima Gómez, del Consejo de Seguridad Estatal, quien anunció que este año el gobierno municipal recibirá del gobierno federal 49 millones de pesos del fondo de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), que debe utilizarse para la capacitación de policías, equipamiento y mejorar la infraestructura.
Eso lo ejercerá Evodio, obviamente, con la posible dirección y asesoría de los dirigentes de su partido, que se ven muy interesados en que no se trastoque esa situación.
Claro, si Acapulco se integra a la Policía Única Estatal, entonces el mando central ejercería esos recursos y los reprentantes perredistas se quedarían con la mano extendida y nada les caería, como ahora suponen que sucederá y es lo que no están dispuestos a permitir que suceda.

evargasoro@hotmail.com
evargasoro@yahoo.com.mx



Ver nota completa...

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.