Empéñate

Empéñate


Yo, como muchos otros mexicanos inconformes y frustrados con Enrique Peña Nieto, llevo tiempo siendo muy crítico de su desempeño

| Antonio J. De Rosenzweig/almomento.mx | Desde todotexcoco.com
Empéñate

Política

Febrero 25, 2015 16:06 hrs.
Política Estados › México Ciudad de México
Antonio J. De Rosenzweig/almomento.mx › todotexcoco.com

7,206 vistas

De acuerdo al diccionario de la real lengua española, empeñar significa “dejar algo en prenda como garantía del cumplimiento de un compromiso o de la devolución de un préstamo; contraer deudas; aventurarse; correr riesgos; poner a alguien o algo por empeño para conseguir algo”, pero también significa insistir con tesón.

Mientras veía la entrega de los Oscares, ceremonia que busca reconocer el empeño (de tesón) puesto por quienes pertenecen al sector cinematográfico, pensaba en la importancia que tiene entenderte diferente, aferrarte a tu potencial hasta conseguirlo y así, así tuvimos un ejemplo éste año, de lo que es capaz de lograr un mexicano cuando se empeña en conseguir una meta, superando pronósticos, complejos e idiosincrasia, incluso entre culturas acostumbradas a establecer los propios parámetros bajo los cuales el resto de los seres humanos serán calificados.

En la otra mano tenemos al gobierno de Enrique Peña Nieto, cuyo significado del término “empéñate” tiene más parecido a la primera definición, respondiendo más a una serie de prácticas corruptas acuñadas en la cultura del gobierno mexicano y potenciadas bajo el mandato de nuestro presidente.

Pero por opuestas que parezcan, ambas definiciones unen su sentido a través del significado “compromiso”. Si bien en la primera habla de lograr beneficio antes de realizarlo, en la segunda el compromiso va primero y luego llega el beneficio.

Yo, como muchos otros mexicanos inconformes y frustrados con Enrique Peña Nieto, llevo tiempo siendo muy crítico de su desempeño al frente del país. Sin embargo no me quedaron ganas de seguir expresando mi enojo a través de señalamientos en busca de hacer más evidente la corrupción que ya no puede ser más evidente, y preferí pensar en que la inconformidad y frustración debían ser del presidente, de Miguel Ángel Osorio o de cualquier funcionario público, cualquier político, empresario y ciudadano que moldea la realidad del país en dirección opuesta al éxito, pues de que hay talento, hay talento, pero es evidente que quienes se dan a la tarea de gobernar, no saben usarlo. Hoy a la sombra del triunfo de Alejandro González Iñárritu y de Emmanuel Lubezki, o de Raúl Rojas tras ser reconocido como el mejor académico en Alemania, o de tantos mexicanos que triunfan fuera de nuestras fronteras, los hechos están por encima de cualquier análisis que se me pueda ocurrir.

Hoy toca a cada uno de nosotros definir de qué lado del significado estaremos, llegado el momento de llamarnos mexicanos.


Ver nota completa...

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.