Manejo de las emociones con inteligencia emocional

Manejo de las emociones con inteligencia emocional


El talento básico para vivir

| Psicóloga Marina Castro Ricaño | Desde diarioalmomento.com
Manejo de las emociones con inteligencia emocional

Educación

Octubre 29, 2015 18:44 hrs.
Educación Estados › México Ciudad de México
Psicóloga Marina Castro Ricaño › diarioalmomento.com

2,806 vistas

Del libro “Cómo ser padres sin dejar de ser pareja”, Autor psicóloga Marina Castro Ricaño, editorial Trillas. Lo encuentras en Kiosko de libro en Interlomas y en Centros cultural Trillas.

A continuación te invito a conocer y manejar las emociones negativas con inteligencia emocional; explicaré lo que nos dice Daniel Goleman. Él llama a la inteligencia emocional “el talento básico para vivir”, que consiste en ser capaz de refrenar el impulso emocional; interpretar los sentimientos más íntimos del otro y manejar las relaciones de manera fluida.
Goleman señala que la inteligencia emocional significa el manejo adecuado y efectivo de los sentimientos con el fin de lograr el equilibrio emocional.
Este modelo coloca a las emociones en el centro de las aptitudes para vivir y cómo dichas habilidades pueden preservar las relaciones de pareja y familia. Por otro lado, es importante mencionar cómo las emociones negativas suponen para la salud física un riesgo enorme para generar enfermedades. En el campo de la medicina se reconoce la importancia de los procesos emocionales en la aparición y desarrollo de muchas enfermedades psicosomáticas, es decir, que las cosas que no se expresan con palabras toman otros caminos para salir a flote, como: hipertensión arterial, úlcera, neurodermatitis, colitis, artritis reumatoide, asma y otras.
Tratar las aflicciones emocionales como la ira, el dolor, la tristeza, el miedo en la pareja y familia previene el inicio de las relaciones destructivas, el alejamiento y el divorcio. En el caso de la familia y pareja es fundamental aprender a lograr un equilibrio emocional para ayudar a proteger la salud y el bienestar de sus integrantes. Toda persona dentro de su núcleo familiar tiene una forma de actuar emocionalmente: con ira, la sangre fluye hacia las manos; así, resulta más fácil golpear al enemigo o tomar un arma; el ritmo cardiaco se eleva y un aumento de adrenalina genera la energía suficiente para originar una acción vigorosa. Con el miedo, la sangre se va a los miembros más grandes del cuerpo, cómo son las piernas, y así es más fácil huir, el rostro palidece debido a que la sangre deja de circular por él y se experimenta una sensación de congelamiento, aunque sea por instante; una cantidad de hormonas predispone al organismo para estar alerta, haciendo que se prepare para la acción. En cambio, para la felicidad los principales cambios biológicos son: inhibición de los sentimientos negativos, se favorece un aumento de la energía disponible, y una disminución de pensamientos inquietantes, esto ofrece un descanso general, buena disposición y entusiasmo para cualquier tarea que se presente y ayuda para alcanzar objetivos. El amor, los sentimientos de ternura y la satisfacción sexual dan lugar a un despertar y a sentimientos de paz y relajación, y este sentimiento facilita la cooperación. Levantar las cejas con expresión de sorpresa permite un mayor alcance visual y también que penetre más luz en la retina. Esto ofrece más información acerca del acontecimiento inesperado y contribuye a trazar el mejor plan de acción. La expresión de disgusto es igual en el mundo entero y envía un mensaje idéntico: algo tiene un sabor u olor desagradable, la nariz se frunce y el labio superior es torcido a un costado para bloquear las fosas nasales.
Una función importante de la tristeza es adaptarse a una pérdida significativa. La tristeza produce una caída de la energía y se pierde el interés y entusiasmo por las actividades de la vida, especialmente las diversiones y placeres. Si se profundiza puede producir depresión. El organismo presenta un metabolismo lento. Esto crea la oportunidad de llorar por una pérdida o una esperanza frustrada. Una vez que se ha proporcionado la información de cómo reaccionamos ante cada una de las emociones, podremos transformar una emoción negativa en positiva a través de ejercicios que a continuación se expondrán.
A continuación se mencionan emociones negativas que se podrán controlar, como la ira, los celos, el miedo, disgusto, temor, angustia, tristeza, vergüenza, culpabilidad, molestia, remordimiento, arrepentimiento, furia, indignación, violencia, y en caso de depresión profunda, ideas de muerte y suicidio. Lo importante es que las parejas expresen sus sentimientos. Lo útil en el proceso de la comunicación es sentir la emoción Hay dos tipos de emociones: las agradables, que nos hacen sentir bien; y las desagradables, que nos hacen sentir mal; en éstas hay rechazo, reproches, resentimiento, coraje, odio, críticas destructivas, etc., esto separa a la pareja. Por tanto, lo que importa es sentir las emociones, estar alerta, ¿cómo se siente?
Si hay problema busque soluciones, así sentirá una emoción positiva. Busque la tarea a realizar y envíela.


Ver nota completa...

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.