En las nubes

Silencio y paz

Silencio y paz
Biografías
Agosto 07, 2015 10:52 hrs.
Biografías ›
Carlos Ravelo Galindo › diarioalmomento.com

5,702 vistas

Tengo a la mano la preciosa poesía del padre Francisco Larrañaga, que me leyó ayer don Jorge Bermejo, en su condolencia. Me gustaría compartirla:
“Fue llevada al país de la vida. ¿Para qué hacer preguntas? Su morada, desde ahora, es el descanso, y su vestido, la luz.
Para siempre. Silencio y Paz ¿que sabemos nosotros?
Dios mío, señor de la historia y dueño del ayer y del mañana, en tus manos están las llaves de la vida y de la muerte.
Sin preguntarnos la llevaste contigo a la morada santa, y nosotros cerramos nuestros ojos, bajamos la frente y simplemente te decimos: está bien. Amén.
Silencio y Paz. La música fue sumergida en las aguas profundas, y todas las nostalgias gravitan sobre las llanuras infinitas. Se acabó el combate.
Ya no habrá para ella lágrimas ni llanto, ni sobresaltos. El sol brillará por siempre sobre su frente, y una paz intangible, asegurará definitivamente sus fronteras.
Señor de la vida y dueño de nuestros destinos, en tus manos depositamos silenciosamente este ser entrañable que se nos fue.
Duerma su alma inmortal para siempre en la paz eterna, en tu seno insondable y amoroso, Oh Padre de misericordia.
Silencio y paz para Bety, mi amor.
craveloygalindo@gmail.com

Ver nota completa...

Silencio y paz

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.